Consigue tu objetivo

julio 13th, 2016

Ya has conseguido tu objetivo. ¿Ahora qué?

Sport success on sunset background

Te has pasado las últimas semanas o incluso meses haciendo una dieta para bajar de peso. Te has esforzado, has comido sano, has limitado los caprichos al máximo y has hecho ejercicio, mucho ejercicio, como si te preparases para una prueba de resistencia. Unas semanas después te subes a la báscula y te das cuenta de que has llegado a tu objetivo, has bajado esos kilos que querías y ahora estás la mar de mona con ese vestido que no te entraba o que querías comprarte pero no podías. Pero una vez conseguido el objetivo de perder peso, ¿ahora qué? Ahora no es el momento de empezar a olvidar todo lo que has hecho para verte estupenda ni para echar a perder todos esos buenos hábitos que has ido cogiendo estas últimas semanas, porque comer sano no solo es para dietas, sino para estar bien y que nuestra salud no se resienta.

Hartas de comer de dieta

Cuando se habla de comer de dieta, nos vienen a la mente enseguida platos a la plancha, sin sal, con pocos condimentos, hojas de lechuga y poco más. Son comidas aburridas que acaban por cansarnos, pero no tiene por qué ser así.

Lo primero es que, aunque hayas perdido el peso que necesitabas, no puedes volver a comer cualquier cosa cuando tengas hambre. Aunque no estés a dieta puedes seguir teniendo en la nevera alimentos sanos que no te va a hacer aumentar de peso en pocos días. También puedes utilizar algún suplemento de control para evitar los excesos y el picoteo entre horas.

Aunque te cueste un poco hay que cocinar. Ahora se llevan mucho los programas concurso de cocina, y eso está haciendo que la gente se interese más por ese mundo. Aprende a cocinar cosas ricas y variadas. La cocina es imaginación, así que puedes divertirte mientras lo haces. Pero, por favor, no vuelvas a la costumbre del picoteo dulce y que no te aporta nada bueno. Has perdido el peso que querías y no querrás volver a recuperarlo, ¿verdad?

Objetivos HerbalifeUn capricho está aceptado

Aceptamos capricho como el momento de autopremiarnos por haber conseguido el objetivo y no quedarnos en el camino. Un capricho no tiene por qué ser algo que aporte calorías que no nos sirven para nada. Puedes comer una onza de chocolate puro, o unas patatas asadas en el horno con poco aceite, que aportarán menos grasa. También puedes comer pizza, solo tienes que seguir lo que te indica la dieta mediterránea y tendrás una pizza baja en calorías que podrás comerte sin remordimientos.

No tires por la borda todo lo que has hecho

Ahora que has llegado a tu objetivo, debes ponerte uno nuevo para no cansarte, el reto ahora es mantener ese peso maravilloso al que has llegado para no tener, dentro de unos meses, que volver a machacarte con dieta y ejercicio.

Por cierto, no dejes el ejercicio, ahora que has conseguido tener una rutina sigue con ella.

La importancia del agua

mayo 2nd, 2016

La importancia del agua para la vida

El agua es importante para la vida. Nuestro cuerpo se compone en más de un 70 por ciento de agua. Según va pasando el día vamos perdiendo algo de ese agua, mediante el sudor cuando hace mucho calor, cuando vamos al baño, etc. Y ese agua que perdemos hay que reponerla.

Aunque no le demos mucha importancia la tiene, ya que si estamos deshidratados podemos sentirnos mal, con una sensación de cansancio mayor, y nos costará más hacer las cosas. Además nuestra piel sufre y va perdiendo la belleza que tiene, el buen color y la hidratación. Por lo tanto si queremos mantener una piel suave y que nuestro cuerpo esté sano, es necesario beber agua. Es algo que los deportistas profesionales, como los ciclistas por ejemplo, saben que tienen que hacer para rendir adecuadamente.

Aunque cueste, hay que beber aguaLa importancia del agua para la vida

Muchas personas dicen que les cuesta bastante beber agua. Los expertos dicen que hay que beber unos dos litros diarios, pero hay gente que hasta que no siente que tiene sed no bebe nada de agua, incluso pueden pasarse horas sin beber líquidos. Eso es malo para la salud, y por supuesto para la piel. Aunque no se tenga sed hay que beber para mantener el nivel de agua en el cuerpo y que estemos sanos.

Beber agua no engorda, pues no tiene calorías. Es más, para los que están haciendo dieta es necesario que beban agua, ya que gracias a ella podrán digerir mejor los alimentos y podrán tener un buen funcionamiento del aparato digestivo. Además, ayuda a eliminar toxinas y hace que la piel se vea brillante y sana, señal inequívoca de que está bien hidratada. Es por ello que necesitas beber agua, tanto si eres un culturista como si apenas haces ejercicio diario.

No solo debemos beber agua, la ducha también nos proporciona beneficios para nuestra piel, y no solamente porque nos limpie.

Una buena ducha puede ser el momento más relajante del día. Hay gente que prefiere hacerlo por la mañana y otra por la noche antes de dormir, dándose un buen masaje con cepillo para tonificar y activar la circulación.

Eso sí, hay que tener cuidado con la temperatura del agua. Si se pone demasiado caliente puede quemar la piel y que ésta se enrojezca e incluso nos escueza, así que cuidado. Ponerla a una temperatura caliente pero óptima, que nuestro cuerpo aguante, hace que se abran los poros, lo cual ayuda a que nuestra piel esté mucho más suave. Además ayuda a que el cuerpo se prepare para una noche de descanso reparador, y eso también le hace mucho bien al cutis.

Tampoco es cuestión de meterse en la bañera y dejar pasar las horas, los expertos señalan que esto puede resecar la piel. Darse un baño con agua templada ayuda a que el cuerpo descanse y a tener una piel sana, pero sin pasarse con el tiempo. Y si la ducha se hace al levantarse por la mañana, lo ideal es que el agua esté ligeramente fría, así el cuerpo se activa y estaremos mejor preparaos para afrontar el nuevo día con ganas.

La buena digestión

febrero 6th, 2016

La buena digestión con Herbalife

Tener una buena digestión es importante para estar sanos. Las digestiones pesadas o malas pueden traer problemas como estreñimiento, ganas de vomitar o tener náuseas.

Es evidente que a nadie le gusta tener una mala digestión, porque te hace sentir pesado y no te permite seguir con el ritmo que hasta ahora estabas llevando en el día. Tener o no una buena digestión puede influir en nuestra salud, pues esos momentos en los que uno se puede sentir hinchado después de comer suelen ser bastante molestos, y mucho más cuando viene la acidez de estómago, algo que a menudo no se puede solucionar con alguna pastilla que lleves en tu dispensador de tabletas. Se puede seguir unas pautas para poder ayudar a nuestro cuerpo a tener una buena digestión, si eres de los que les cuesta anota lo siguiente.

¿Por qué se tienen malas digestiones?

Las malas digestiones puede ser la consecuencia de una mala alimentación, que no esté del todo equilibrada. Comidas pesadas, con demasiada grasa, mezclar alimentos que no deberían comerse juntos o consumir muy poca fibra o hidratos de carbono pueden ser algunas de las razones por lo que se tengan digestiones pesadas.

Las prisas también pueden hacer mella cuando estamos haciendo la digestión. Vivimos en una época en la que todo son prisas y estrés y eso puede hacer daño ya que se come más rápido y sin apenas tiempo, de pie o mientras trabajamos, y eso puede afectar a nuestro organismo a la hora de digerir los alimentos.

¿Qué se puede hacer para mejorar la digestión? La buena digestión

Es importante que la dieta sea sana y equilibrada. Hay que aumentar la ingesta de fibra ya que ayudará a tener una correcta digestión y a combatir el estreñimiento, algo que suele ser muy molesto y que no debería ser un problema generalizado.

Cuando vayas a comer no lo hagas con prisas. Se dice que las prisas no son buenas para nada, y es una gran verdad. Hay que masticar bien los alimentos para que se puedan digerir adecuadamente. Además es mejor comer sentados y tomarse el tiempo que haga falta, en lugar de pie en cualquier sitio y corriendo. Tómate tu tiempo para comer, sin prisa.

Es importante también mantener una buena hidratación. Bebe agua, pues gracias a ella se podrán digerir mejor los alimentos. Pero tampoco te llenes de líquido, mientras comes hay que beber con moderación, y de ser posible evitar las bebidas alcohólicas de alta graduación o los refrescos gasificados.

No hagas comidas demasiado copiosas. Si lo haces, la digestión será más pesada y costará mucho más digerir bien los alimentos.

Intenta tener una rutina en las comidas. Igual que tienes tus horarios para ir a trabajar, hacer deporte o dormir, debes tenerlos igual para realizar las comidas. De esta manera tu cuerpo se adaptará y será más fácil que las digestiones sean más ligeras y satisfactorias.

Por supuesto, nunca hay que olvidarse de hacer ejercicio. El cuerpo necesita movimiento, así que practica algún deporte de manera regular, sea el que sea.

La importancia de una buena alimentación cuando se hace deporte

enero 20th, 2016

Herbalife: La importancia de una buena La importancia de una buena alimentación cuando se hace deportealimentación cuando se hace deporte

Las pautas que todo el mundo tiene claras a la hora de perder peso son: hacer una dieta equilibrada y sana y hacer ejercicio de manera regular. Pero quizá nunca nos hemos centrado en mostrar la importancia que tiene una buena alimentación cuando se hace deporte.

Si bien es cierto que todo el mundo sabe que llevar una dieta equilibrada es lo mejor para poder perder peso, hay que tener en cuenta que, cuando se hace deporte, el aporte calórico de los alimentos debe depender del tipo de ejercicio que se esté haciendo. No es lo mismo hacer pilates, que es más de relajación, que machacarte durante una hora o más haciendo kilómetros en la bicicleta o cogiendo pesas, que son ejercicios más intensos. Hay que equilibrar la alimentación con el tipo de ejercicio que se esté realizando para que el cuerpo pueda recuperarse.

Las pautas que debe seguir quien hace deporte

Realmente no hay unas pautas fijas que deba seguir una persona que practica deporte o hace ejercicio físico de manera regular, porque el tipo de alimentación dependerá del tipo de ejercicio que se haga. La pauta fundamental es que la dieta sea equilibrada y aporte lo que el deportista necesite, para que su cuerpo se recupere después de una buena sesión de trabajo.

El deportista necesita carbohidratos, grasas y proteínas para que su cuerpo pueda reponer lo que vaya perdiendo en las sesiones de ejercicio. Una persona que hace ejercicio físico siempre gasta más que una que no lo hace o hace menos. Por lo tanto, lo que se pierde hay que recuperarlo. Esto es importante para ayudar al cuerpo a resistir las sesiones de ejercicio, aumentar la resistencia física y tener un control del peso adecuado son dos cosas que el deportista debe tener en cuenta.

Alimentación diferente al resto de las personas

La conclusión de todo esto es que la alimentación de la persona que hace deporte es distinta de la del resto de personas. Y la razón es muy clara: las personas debemos alimentarnos para poder aguantar el ritmo del día a día: trabajo o estudios, la casa, las compras o incluso dormir, pero el deportista gasta un extra más de energía que el resto al hacer deporte, y se necesita recuperar de esa pérdida para que el cuerpo no se resienta.

Dependiendo del deporte o el ejercicio que se haga, se necesitará una dieta en particular que cubra las necesidades específicas del deportista. Sería bueno que se hablara con el médico o un nutricionista para que, dependiendo del ejercicio que se haga, puedan poner una dieta en concreto que ayude a cubrir las necesidades.

Beber agua es muy sano

enero 7th, 2016

Herbalife: Beber agua es muy sanoBeber agua es muy sano

Seguro que has oído esto miles de veces. Beber agua es necesario y muy sano para nuestro organismo y su buen funcionamiento. Según los expertos hay que beber unos dos litros de agua diarios, es decir, unos ocho vasos de agua al día.

Para algunos es algo sencillo pero a otros se les hace un mundo tener que beber tanta agua, sobre todo en invierno, ya que la bajada de temperaturas hace que no se sienta tanta sed como en verano, cuando el calor aprieta más, y cueste mucho beber agua. Pero a pesar de no sentir sed es necesario beber agua para tener una vida sana.

Beneficios de beber agua

El agua es necesaria para la vida y tiene muchos beneficios para nuestro cuerpo. No hay más que darse un buen baño con esponja para darse cuenta de que el agua nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro cuerpo y además mantiene nuestras células bien hidratadas, esto se traduce en que nuestra piel presente una mejor apariencia y esté más bella. Y si es capaz de hacerlo desde fuera, imagina lo que puede hacer por dentro.

También nos da la energía que necesitamos. Y es que si te has dado cuenta, cuando tienes sed, un signo de deshidratación, es como si nuestro cuerpo empezara a resentirse y nos sintiéramos cansados para hacer las cosas. El agua nos ayudará a recuperar la energía que vamos perdiendo.

Además las digestiones se nos harán más fáciles, ya que los alimentos se mezclarán con el agua y serán más sencillos de digerir. Además, si tomamos un vaso de agua antes de cada comida nos quitará un poco de hambre, por lo que no haremos comidas tan copiosas, algo que por otro lado también ayuda a la digestión. ¿Verdad que tiene muchos beneficios beber agua?

Trucos para llegar a los dos litros sin que te des cuentaBeber agua es muy sano Herbalife

Es cierto que a veces se nos hace difícil beber dos litros de agua, bien porque no sintamos sed o no tengamos cerca un lugar donde coger agua y beber. Por ello vamos a ver algunos trucos que pueden ser eficaces.

Lo más sencillo es poder llevar una botella de agua en el bolso, la mochila o la maleta para ir al trabajo. Hay botellas que son  muy fáciles de transportar debido a su tamaño, y podremos beber siempre que lo necesitemos sin importar donde nos encontremos. Una vez que la botella se vacíe solo hay que rellenarla donde podamos y de nuevo a seguir con la rutina de hidratarnos. Fácil ¿verdad? No es necesario estar haciendo deporte para necesitar una buena hidratación.

Vale, puede ser aburrido pasar el día bebiendo agua. Así somos los humanos, en seguida nos cansamos de todo. Para no cansarnos se puede cambiar la ingesta de agua por otros productos que también la contengan como por ejemplo las bebidas isotónicas o el té. El té tiene muchos y diferentes sabores y contiene agua, así que por la mañana tomas un té de un sabor, por la tarde de otro sabor y así no te aburres ni te cansas.

Otro producto que puede reemplazar a la botella de agua son las frutas que la contengan. La naranja o la piña, son algunas de ellas, y además son un rico  aperitivo que tampoco te va a engordar. Además tienen mucha fibra, que también es buena para el aparato digestivo.

Alimentos etiquetados como “saludables” ¿lo son realmente?

diciembre 23rd, 2015

Herbalife: Alimentos etiquetados como

“saludables” ¿lo son realmente?

 

Alimentos etiquetados como “saludables”Cuando alguien comienza una dieta o decide empezar a comer de manera más sana, siempre empieza a comprar alimentos que se etiquetan como “saludables”, “bajos en calorías” o “light”. Pensamos que de esta manera se puede controlar mejor el peso y que comemos de manera más sana y saludable, pero el algunas ocasiones no es cierto.

 

Hay alimentos que tienen esta llamativa etiqueta, pero si nos paramos a ver que lo que contienen nos damos cuenta de que no son tan saludables como se pensaba. Así que cuidado con lo que se come. Es mejor mirar los ingredientes de los alimentos antes de comprarlos. Es posible que nos llevemos alguna que otra sorpresa.

 

Barritas integrales

¿Cuántas veces se ha visto en televisión anunciar las barritas integrales como un snack sano para el picoteo entre horas? Pero no es cierto, las barritas de cereales suelen contener altos niveles de azúcar. Así que, sin saberlo estás ingiriendo calorías que, en principio, querías quitarte.

Puedes hacerte tu mismo un buen aperitivo bajo en grasas en casa, puedes comer algo de fruta como una manzana o comer algún alimento sin grasa ni azúcar. Seguro que puedes encontrar recetas saludables con ideas para picar de forma sana.

Batidos

Los batidos de están muy buenos, pero a la hora de tomarlos mejor hacerlos en casa uno mismo, no te fíes de los que se compran en los supermercados, éstos suelen llevar azúcar añadido, lo que te añadirá calorías. Hazte un buen batido de frutas comprando tu mismo la fruta fresca y la leche que le añadas que sea desnatada, para que tenga menos grasa. Por último, ni se te ocurra añadirle nada de azúcar, así el batido realmente será sano.

Alimentos congelados

Los alimentos congelados están en auge, se puede comprar verduras, carne y pescado congelado. Muchos creen que de esta manera se pierde menos tiempo a la hora de cocinar pero también estas haciendo que los alimentos pierdan algunas de las propiedades que contienen. Aunque nos cueste mucho, sería mejor ir a comprar cada día los alimentos para el día siguiente y de esta manera tomarlos frescos. Al fin y al cabo, tampoco es que sea necesario coger una maleta y un neceser de viaje para ir a hacer la compra, ¿verdad?

Cuidado con la palabra “light”

Parece que cuando se ve en un alimento la palabra “light” automáticamente se vuelve un alimento sano a nuestra vista, pero esto es un error. A muchos de estos alimentos se les añaden aditivos que finalmente son peores que si llevaran azúcar o grasa, con el consiguiente añadido de calorías. No te fíes de la palabra “light” párate unos segundo a mirar los ingredientes que contienen los alimentos, la información es lo que te ayudará a decidir.

Mejora tu salud en el trabajo

diciembre 12th, 2015

Mejora tu salud en el trabajo Mejora tu salud en el trabajo con Herbalife

Muchas personas pasan muchas horas sentadas delante de un ordenador mientras están trabajando, y esto puede traerles muchos problemas, como dolores de espalda o de cuello por malas posturas mientras están sentados, y si no tienen por  costumbre hacer algún ejercicio, el cuerpo puede ir atrofiándose.

Es necesario tener algo de actividad física, y por eso es importante que, en especial estas personas que trabajan muchas horas sentadas, tengan una buena rutina de ejercicio para fortalecer sus huesos y que el cuerpo no se apalanque. Pero mientras uno está en el trabajo puede seguir ciertas pautas que le ayuden a mejorar la salud de su cuerpo.

Aprende a sentarte bien

Antes que nada, lo primero que hay que tener es una buena silla donde sentarse. No vale cualquier silla, y menos para pasar muchas horas delante de un ordenador o atendiendo al público en una mesa.

Hoy muchos trabajan desde casa, así que si este es tu caso, hazte con una silla cómoda, que permita que tu cuerpo mantenga la posición correcta mientras estás sentado. De esta manera evitarás muchas lesiones que a la larga pueden ser importantes.

Trata de sentarte siempre de manera correcta, no te dobles sobre el escritorio. Mantén la espalda recta y no mantengas ninguna postura forzada, esta debe ser natural.

¿Ejercicio en el trabajo?

Mejora tu salud en el trabajo con HerbalifePuede parecer algo raro, pero se puede hacer algo de ejercicio mientras se está en el trabajo. No queremos decir que te vayas a poner a hacer flexiones en mitad de la oficina. Lo que tienes que hacer es programar pequeños descansos en los que te levantes de la silla, andar por la oficina e incluso hacer algún estiramiento para que circule la sangre y puedas desentumecer los músculos.

Descansa cada media hora unos minutos, y si no te es posible, al menos cada hora procura levantarte a beber un poco de agua o un café. O simplemente busca en el tabletero de tu bolso, aunque al final no cojas nada.

Si pones el bolso o un folleto de productos que quieres ver alejado de tu alcance, te obligarás a levantarte y te pondrás en marcha, aunque solo sea un instante.

Hacer ejercicio después del trabajo

Es necesario que, además de una dieta equilibrada, se haga algo de ejercicio después del trabajo. Aunque al principio te cueste, el deporte puede hacer que te relajes, pierdas peso y mantengas tu cuerpo sano.

Es cierto que después de un duro día de trabajo tal vez te cueste hacer ejercicio, y que lo único que quieras sea sentarte en un sillón. Pero hay que hacer un esfuerzo, y una vez adquieras la rutina verás como el día que no lo hagas lo echarás de menos.

Hay personas que les viene bien apuntarse al gimnasio, porque el día que no van se sienten mal ya que es un dinero que han perdido. Aunque solo sea por eso, seguro que te hace moverte e ir al gimnasio.

No empieces con cosas fuertes, si no estás acostumbrado a hacer ejercicio puedes empezar por cosas sencillas, no intentes coger unas pesas de cincuenta kilos el primer día. Te puede ayudar un entrenador personal, seguro que en el gimnasio encuentras alguno.

También puedes hacer ejercicios en casa con un DVD de fitness o algo parecido.

No quiero envejecer

noviembre 12th, 2015

Herbalife: No quiero envejecer

Esto es lo que muchos desearían, pero el paso del tiempo se va haciendo notar. Cuando se llega a cierta edad, más o menos los cuarenta, parece que el declive se nota más, o que empezamos a tener una mayor conciencia de que nos vamos haciendo viejos.

Pero aunque se cumplan años, no quiere decir que haya que dejar que las arrugas y el sentimiento de ser más mayores nos tengan que ocupar todo el día. Los cuarenta pueden ser una época estupenda si se sabe llevar y se hacen algunas cosas sencillas, que hagan que uno se sienta mejor y que no se noten tanto las señales del paso de los años en nuestro cuerpo. Los años nonos los vamos a poder quitar, pero sí alguna que otra arruga, sin llegar a la cirugía, y podemos seguir viéndonos jóvenes.

Agua con HerbalifeAlgunas pautas que es bueno seguir

Muchas personas empiezan con cremas para el día, la tarde y la noche, gastándose mucho dinero. Hay quien aprovecha todas las muestras que se le ofrecen Es cierto que una buena crema puede ayudar a mantener la piel joven e hidratada, pero además de esto se pueden tener buenas costumbres que ayudarán a que el efecto de bienestar sea mayor, alguna incluso puede ahorrar dinero.

Para mantener la piel joven, no hay nada mejor que dormir tus ocho horas diarias. El cuerpo necesita descanso y un buen sueño reparador puede ayudar a mantener la salud de nuestro cuerpo.

Si haces dieta olvídate de pasar hambre. Es necesario hacer cinco comidas al día, y si te saltas alguna tu cuerpo lo nota y acumula nutrientes para no desfallecer hasta la siguiente comida.

Saltarse comidas no ayuda a adelgazar. Es más, puede ser causa de lo contrario,porque quienes dejan de comer adecuadamente terminan engordando. A lo mejor cambiar la dieta es una mejor alternativa. Come más sano, añade a tu dieta frutas y verduras y prueba a consumir batidos nutricionales, además de hacer deporte de manera regular.

Si además de mantener una piel brillante y joven quieres ahorrarte algún dinero, lo mejor es que dejes de fumar cuanto antes. Este vicio solo te va a traer disgustos, los médicos insisten en decir que el tabaco es malo y muchos no hacen caso. Pero es cierto. Si tu objetivo es mantener tu piel joven unos años más, dejar el tabaco te ayudará a conseguirlo y, de paso, ahorrarte algunos euros.

No te pases con la sal en las comidas. Hay que reducir su ingesta tanto como se pueda, ya que si se come demasiada se pueden producir problemas de hipertensión.

Y bebe agua. Se dice que hay que beber unos dos litros diarios. Hay personas que dejan de notar la sensación de sed con el paso del tiempo, pero aunque no tengas sed, bebe. Si es necesario, recurre a técnicas como preparar cócteles de frutas o batidos para aumentar la ingesta de líquidos. El agua es buena para las células y mantiene la piel hidratada.

Cenas ricas y ligeras

noviembre 3rd, 2015

Cenas ricas y ligeras con HerbalifeCenas ricas y ligeras con Herbalife

Los expertos aconsejan hacer cinco comidas al día para mantener la energía y que el cuerpo haga su trabajo, pero hay personas que, con la idea de perder peso, se saltan algunas comidas. Hay quien sale de casa sin desayunar, y esto es un gran error porque se necesita para mantener el ritmo durante la mañana. También están quienes por la noche se van a la cama sin comer nada.

Todo esto lo hacen pensando que les ayudará a perder kilos cuando, en realidad, están haciendo todo lo contrario. El desayuno debe ser una comida fuerte tal vez comenzando con un buen batido de proteínas, pero el hecho de que la cena deba ser más bien ligera no quiere decir que haya que sentir hambre, o que solo puedas comer hojas de lechuga por la noche. Se pueden hacer cenas ricas y ligeras para que la digestión no sea pesada y ayuden a dormir bien, y que contribuyan a evitar el exceso de peso.

¿Qué cenar por la noche?

En muchas ocasiones se recurre a la comida rápida, como pizzas o hamburguesas, porque son rápidas de preparar. Pero no son alimentos que se deban comer por la noche, ya que tienen un aporte de grasa excesivo, difícil de asimilar durante el sueño. La cena debe ser la comida más ligera del día, pues hay que tener en cuenta que es cuando menos peso se pierde porque se va a dormir y se ralentiza el ritmo del cuerpo.

El pescado es uno de los alimentos más recomendados para cenar por la noche. Si se hace a la plancha es una cena ligera que te puede ayudar a descansar. Lo puedes acompañar de verduras salteadas o de una ensalada. Este tipo de platos ricos y ligeros ayudarán a que no te desveles por la noche.

Las ensaladas no tienen porque ser aburridas. Puedes preparar ensaladas de arroz o de pasta, referiblemente integrales. Una ensalada de arroz con piña te aporta carbohidratos, necesarios para recuperarte del día, y fibra, muy necesaria para el buen funcionamiento del tránsito intestinal. Lo que hay que evitar son las salsas que se suelen echar en estos platos. Es mejor aderezarlo con una cucharada de aceite de oliva y unas gotas de limón. Una mezcla de especias también puede darle sabor.

Las cremas de verdura pueden ser otra buena opción para cenar ligero por la noche. Además son platos que puedes tener preparados para calentar, y de esta manera si el cansancio llega al final del día, no te saltarás la cena, porque en muchas ocasiones el cansancio hace que uno prefiera irse a la cama en lugar de comer. Si la cena ya está preparada no hay ninguna excusa para no cenar.

Para conciliar mejor el sueño, pueden tomar suplementos específicos que te ayudan a equilibrar tu organismo mientras descansas.

¿Prefieres un bocadillo?

Si eres de los que prefieren comer un bocadillo, siempre hay que tener en cuenta que es mejor que el pan sea integral. En lugar de bocadillo, quizá puedas hacerte un sándwich, que será menos pesado. Pan integral y atún puede ser el sándwich perfecto para una cena ligera. O también puedes ponerle pavo, que tiene menos grasa.

5 consejos para no saltarse el desayuno

octubre 23rd, 2015

5 consejos Herbalife para no saltarse el desayuno5 consejos para no saltarse el desayuno 1

Todos sabemos que necesitamos comer al levantarnos. El desayuno es sumamente importante para llevar unas pautas de alimentación adecuadas, y para que durante todo el día podamos tener la energía necesaria hasta el final. El problema es que a menudo no nos levantamos con hambre. ¿Cómo lo podemos hacer para no acabar saltándonos el desayuno?

Lo primero que necesitamos entender es por qué no sentimos esa necesidad de comenzar el día comiendo bien. Hay quienes han tenido por costumbre desde su infancia no desayunar, y como nunca han sentido que les haya faltado energía para funcionar durante la mañana, piensan que no les hace falta.

Otros han cenado tanto, e incluso han picado durante la noche, que al despertar no sienten hambre. Así que se conforman con una taza de café cargado para espabilarse y salir a realizar sus actividades normales.

Sin embargo, el desayuno es la base fundamental de una buena nutrición y control de peso. La mayoría de quienes han logrado perder el peso que les sobraba y no lo han recuperado lo han logrado desayunando bien todos los días. Por otro lado, quienes no desayunan acaban consumiendo más grasa, calorías y azúcares, así como menos fruta y verdura, que los que siguen la costumbre de desayunar adecuadamente.

Dicho esto, vamos a ver 5 consejos con los que convertir en desayuno en una costumbre saludable.

1. Empezar con poco

Con el fin de poder ir adquiriendo la costumbre, en lugar de comenzar con el desayuno de los campeones, es conveniente empezar con pequeñas cantidades y alimentos de fácil digestión. Hay quienes han empezado tomando un batido nutricional con alguna pieza de fruta, un poco de queso fresco o un huevo cocido.

2. Incluir proteínas

Las proteínas no solo llenan el estómago, sino que ayudan al organismo a mantenerse alerta y a tener una actividad mental ágil. Podemos incluir barritas de proteínas para facilitar la ingesta.

Además, se ha demostrado en varios estudios que quienes consumen una cantidad de proteínas adecuada en el desayuno, a la hora de la cena toman hasta 200 calorías menos, lo cual facilita el sueño y mejora el control de peso.

3. Levantarse más temprano5 consejos para no saltarse el desayuno

No es necesario madrugar si no hace falta, pero tener tiempo suficiente para tomar un buen desayuno es esencial para no terminar saliendo de casa con un café. 15 minutos son suficientes para poder preparar algo rápido, despertarnos a medida que nos vamos activando y desayunar adecuadamente, ingiriendo los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para afrontar bien el día.

4. Come lo que te apetezca

No existe ninguna regla que diga que hay que desayunar café y tostadas con mermelada, ni nada por el estilo. Si te apetece comer el pollo que sobró ayer o un salteado de verduras, hazlo. Hay quien incluso aprovecha y toma suplementos de calcio y otros minerales para reforzar el organismo. Lo que importa de verdad es que el desayuno aporte una parte importante de los nutrientes de todo el día.

5. Cuidado con los excesos

Hay quien piensa que tomar una taza de café y un trozo de tarta no solo es un buen desayuno, sino que apenas está consumiendo calorías. Pero la inofensiva apariencia del café acompañando el dulce en realidad puede aumentar el consumo de grasas saturadas y calorías vacías.

Sigue estos consejos para evitar saltarte el importante paso que supone un buen desayuno, y verás cómo tu cuerpo funciona mejor, con más energía y manteniendo a raya el exceso de peso.